jueves, 15 de octubre de 2009

2 x 05 - En busca del piso perdido

Buenas noticias, parece que los guionistas han decidido escribir algo. No es el mejor episodio de la historia - no hay dramáticos giros argumentales, suspense, ni nada de eso - pero más extenso que los dos anteriores va a ser... ¡ahem!.

Bueno, como supongo que ya sabéis, para el primero de noviembre tenemos que dejar la casa en la que estamos ahora, por lo que estamos buscando algún sitio donde estar este frío otoño - la mínima prevista hoy es de unos -2 grados, y el domingo puede que baje a -4, y es sólo octubre, por dios - así que ahí que andamos, visitando pisos.

El problema es que en esta puñetera ciudad conseguir un piso es casi como sacarse unas oposiciones en España. Casi siempre los alquileres van a través de agencias - Régies - y eso pone las cosas muy difíciles, porque pueden llegar a pedir

1.- Unos ingresos sobre los 9000 francos, esto es, 6000 euros, mensuales.
2.- Un depósito de tres mensualidades. Con mensualidades de 3000 francos, haced cuentas. Aún repartiendo entre tres es jodido, aunque hay trucos del almendruco: empresas que por un par de cientos de francos, ponen el depósito. Pero no vuelves a ver ese dinero, claro.
3.- Contrato de tres años, certificado de no tener deudas - 17 francos -, permiso de residencia, tarjeta de identidad suiza...

Nada más que les falta pedir una vivienda en propiedad, joder.

Además, también suelen guiarse por este baremo:

1.- Parejas suizas con hijos
2.- Parejas suizas
3.- Suizos
4.- Parejas con hijos
5.- Parejas
6.- Mujeres solteras
7.- Hombres solteros
8.- Jóvenes mujeres solteras
9.- Jóvenes hombres solteros

Así que ya veis que a poco que haya alguien más interesado, la cosa se pone mala. A menos que ese alguien sea musulmán, en cuyo caso está normalmente incluso más por detrás, salvo que sea algún jeque, claro, o esté casado con alguna suiza. Yyyyyy.
Sí, la xenofobia está al orden del día aquí.

Bueno, llevamos vistos unos tres o cuatro apartamentos, y hemos solicitado los cuatro. Una negativa, una probable negativa, una segura negativa, y otra que no sé.

La negativa segura
Cuando vimos el piso había unas tres o cuatro parejas de treinteañeros merodeando. Es decir, estamos jodidos.

La negativa probable
Me llamaron pidiendo la attestasion de marras del irlandés, y diciendo que al dueño buscaba alguien para tres años de contrato. Por el lado positivo, normalmente ni se molestarían en pedir los papeles que faltan si tuvieran alguien obviamente mejor.
En este caso es una casa entera, con su jardín, su ático, y tres habitaciones muy majas. Una de ellas se supone que sería el salón, pero sólo entre dos no nos podemos permitir el alquiler - y ganamos 2000 yo, y 4000 él, así que imaginad como anda la cosa.
El lado positivo es que en el sótano hay una especie de minitaller, un lavadero, y una habitación e-nor-me. Perfecta para hacer de sala de estar, y para que se quede una legión a dormir si se hace falta (bueno para vosotros). La parte negativa es que hay que salir al jardín, y volver a entrar. Eso en verano o en primavera no es problema, pero un día de estos de bajo cero y lluvia, verás que risa tener que salir para ir al baño.

La tercera en discordia
Esta tiene algo muy positivo. No hay ninguna agencia envuelta, el alquiler es directamente con el propietario. Por el lado negativo, es sólo para seis meses (aunque con suerte podría ser para más). Y este piso tiene chicha para una entrada él solo. Os cuento:

Después de visitar el piso de las tres parejas, fuímos a ver el otro, que está a unos 7-8 minutos andando de donde estamos ahora, lo que en principio implica buenas comunicaciones con el resto de la ciudad.
La zona no es bonita en sí. Hay dos grandes avenidas que se cruzan, una en alto, y pasan las vías del tren. No muy lejos hay algunas industrias también. Pero ahí en la esquina está la casa esta con el clásico estilo suizo. Aquí podéis ver la casa y la zona en Google Street View (que maravilla de aplicación, de verdad)

El balcón de arriba del todo es el piso en cuestión.

Como decía, llegamos allí, y subimos a la última planta, donde había dos puertas. Una de tamaño normal, y una pequeña como para Umpa Lumpas o algo así.

¿Los actuales inquilinos? Pensé.

Bueno, obviamente exagero, no era tan pequeña. Pero más que la habitual que uno tiene en su cuarto sí.
Adivinad cuál era el piso que íbamos a visitar. Exacto, el de los Umpa Lumpa.

Llamamos, y sorprendentemente nos abre una mujer de estatura media, de unos 30 años, Sudafricana - nos lo dijo después, no soy tan listo. No sé que dijo con una risa nerviosa acerca de unos vasos y nos invitó a pasar.
La casa por dentro me sorprendió gratamente. Muy acojedora, con madera por todos lados, bien decorada, hasta música de fondo. Realmente bonita. Eso sí, bastante pequeña.
En realidad uno de los dormitorios es bastante amplio, pero el salón es salón-cocina (separado sólo por una barra americana), y es de hecho más pequeño en conjunto que el salón que tenemos ahora. Hay un dormitorio en la planta baja - que es el amplio - y otro subiendo unas escaleras.
El de arriba tiene bastante superficie, pero es el ático de la casa, así que os podéis imaginar que uno no puede ponerse completamente de pie. Y todo lo que lo separa del salón es, precisamente, las escaleras.
Aún así, probablemente serían sólo unos 400 euros al mes para mí. Eso, aquí, es MUY barato. Estudios peores que esa casa, con baños compartidos, los hay por el doble.

El salón-cocina-comedor

Pro: Los dormitorios son lo suficientemente amplios como para poder meter uno o dos invitados en cada uno.

Contra: El salón es realmente pequeño. Olvídate de tener más de dos o tres invitados a la vez.

Pro: En el sofá del salón puede dormir un Umpa Lumpa.

Contra: No conozco ninguno.

Contra: El super más cercano está a 10 minutos andando por un sitio donde apenas hay cobertura de edificio (avenida muy amplia), con campos de fútbol en un lado.

Pro: ¿Qué somos? ¿Vagos?

Contra: No, pero verás que risa en invierno.


Total, la tía nos empieza a contar un poco quienes son los vecinos, y joder, la casa parece que se ha escapado de una película tipo Amelie. Ya tenéis una imagen del piso ¿no?. Se ajusta bastante a ese tipo de cosas. Bueno, pues un vecino es un friki que colecciona motos antiguas y no sé que más, y el otro es un fontanero jubilado que también tiene sus neuras, pero que es majo.
¿Véis? ¡Es la puñetera casa de Amelie!

Pero eso no es todo. Nada más llegar la mujer nos ofrece un té. Bueno, nada espectacular, un poquito de hospitalidad no hace daño. Empezamos a hablar, y al rato, cuando acabamos el té, nos ofrece una botella de vino tinto. Yo en principio no quería aceptar, pero el irlandés dijo que sí, ella insistió, y dije bueno, venga, vale.
¿Suficiente? Qué va. Después nos invitó a un par de copas de Amaretto, café, Stroh, y para rematar la faena, whiskey irlandés.
Mientras tanto, contándonos historias sobre sus exnovios, de su actual novio francés, cuando se fue cinco años a Taiwan, cuando estuvo en la India, que si no se qué de la granja de sus padres, que si Barcelona es una ciudad muy bonita. De vez en cuando metía frases en español. ¡Todo el mundo intenta hablar español, puñetas!
Pero no todo fue alcohol. También acabamos cenando allí unos tacos.

Total, que salimos de casa para hacer la visita sobre las ocho y algo, y llegamos de vuelta a las doce y media de la noche, algo achispadillos, obviamente. La tía es buena vendiendo la moto.

En fin. Me siento inclinado a coger esa casa. Tiene algunos contras, como que no es precisamente espaciosa, y que no es un sitio céntrico. Pero es muy acogedora, muy barata, y está amueblada, con lo que no hay que poner un duro en muebles ni nada.
A ver que opina el irlandés. Se le veía convencido anoche, al menos XD

Ah, sí. Son sólo seis meses porque es que esta se va a Alemania a echar el rato esos seis meses. Quizá ampliables si decide volverse a Sudáfrica.

Cosas veredes...

P.D ¿Algún comentario difamatorio contra los guionistas hoy? ¿Eh?

ULTIMA HORA: Hemos cogido el de los Umpa Lumpa. Ya si acaso buscaremos otro más grande, con más tiempo y tranquilidad.

3 comentarios:

Paul dijo...

"¿Suficiente? Qué va. Después nos invitó a un par de copas de Amaretto, café, Stroh, y para rematar la faena..."

¡Oh Dios mío, pensaba que se iba a sacar una teta!

Muy bien, los guionistas se han portado esta vez. Algo de relleno al principio pero guay. Gran capítulo. Voy a spoilearlo por ahí...

PD: Me atrae mucho la casa de la negativa probable. Haced un último esfuerzo, porfa. Si la conseguís te aseguro mi visita.

Miguel Angel dijo...

Roba slurm tío!!!!! Y traemelo!!!!

Manglote dijo...

Muy bueno ... tú (ahora no te puedo decir perilla). La parte de Amelie, los Umpa Lumpa y la fiesta ha sido genial, como dice Don Miguel Ángel ¡¡¡ roba Slurm !!!

Genial entrada, si señor, ahora voy a entretenerme un rato con Google Street View ese, a ver si sale Loreto, que lo añoro :'(

PD. tengo tu certificado Cisco (porque yo molo en la disco), eso si, pone Señor Perilla, está desfasado.