lunes, 2 de noviembre de 2009

2 x 08 - Fin de semana movidito

Hola gente. He vuelto. Y no, no he vuelto a ser entrevistado en ningún medio que haya perdido a su principal accionista sólo una semana después.

Este fin de semana ha sido un poco movidito. No he parado prácticamente ni un momento. No hay mucho que contar, en realidad, pero bueno, vamos por días.

Viernes

El viernes nos fuimos a hacer patinaje sobre hielo, en un estadio de hockey sobre ídem que hay en Meyrin. Poco que contar, salvo que hacía un frío que pelaba - que te esperas, si estás sobre una capa de hielo - y el lamentable espectáculo que ofrecimos al personal.

Un irlandés sin agua, pero con hielo

Fijaos si era triste, que un servidor, que es la segunda vez que pisa hielo y que no es conocido precisamente por su agilidad, era el que mejor patinaba de los que íbamos.
El irlandés no se despegó del borde, y a duras penas se movía. Daba una vuelta por cada, qué se yo, diez o más que daba yo.
El griego - que habla un español excelente con acento argentino - era un poco más decente, pero tampoco una cosa bárbara. Quizá la relación era uno a ocho, o así.

¡Fresquete!

Y claro, como de costumbre, no es suficiente ser un manta e ir a duras penas conservando el equilibrio y dando bandazos para no caerte. Siempre tiene que haber una niña de seis o siete años que va por ahí saltando, a la pata coja, haciendo espirales sobre si misma, etc.

Sábado

¡Halloween! Todos los Halloween dos web de "expatriates" en Ginebra - GLocals.com y Sindy.ch - organizan la mayor fiesta en la sala Palladium. Muchísima gente disfrazada haciendo el canelo, casi ninguna suiza.

La capa es una bandera de Suiza. Swissman tiene estilo (en realidad un burdo plagio de Duffman)

Desgraciadamente no tengo ninguna foto mía a mano. Alguna tiene que haber, en algún lado. No me llevé la cámara porque no tenía bolsillos. Un mantel por falda escocesa es lo que tiene.

Domingo

Después de salir de fiesta el sábado por la noche, nada mejor que una mudanza para levantar el ánimo.

Muchas cosas que llevarse. Y en esta foto no está ni la mitad de todo. Más las dos camas.

Aunque una fragonetasiempre ayuda. No importa que sea una destartalada reliquia del año de la polca que ni siquiera tiene dirección asistida. Toda una aventura maniobrar con ella. Los brazos me dejé. ¡Los brazos!.

Y bueno, lo que seguro que todo el mundo está deseando (al menos, mis padres), ¡fotos de la casa de los Umpa Lumpa!

Mi dormitorio con una genuina cama-en-el-suelo

Para bajar al salón

La escalera para subir a mi cuarto y una especie de sofá. Es lo suficientemente grande para mí, así que si alguién quiere quedarse, si no es más alto que yo, suficiente.

Puerta del baño, parte de la cocina y parte del salón todo en uno

El resto del salón

Quizá debería haberle hecho fotos a las vistas desde la ventana de la cocina. Ya la subiré si acaso.

3 comentarios:

Paul dijo...

Buf, es tan pequeña que no se ve ni el suelo. Eso sí, mola mucho. Y tu cuarto lo que más.

PD: I see perilla again!

Miguel Angel dijo...

Lo mejor tu movil en la cama, dejate la perilla no me seas eh? no me seasssssssssss!!!!!!!!

Manglote dijo...

Buena crónica, si señor :)
Me reí mucho imaginándome la escenita sobre patines.