sábado, 19 de diciembre de 2009

2 x 15 - Final de temporada

Se da la circunstancia de que esta temporada ha tenido el mismo número de "episodios" que la primera, 15. Mucho me temo que en este caso el final será un capítulo de relleno sin más. No siempre hay sitios con grandes cantidades de cerveza y noruegos casi alcohólicos, qué le vamos a hacer.

El viernes 11, dos días después de que se fuera mi hermana, tocaba cena en el Restaurant de la Aviation, para despedir a dos compañeros que terminan su contrato. Los franceses y, por extensión, los suizos francófonos tienen una costumbre muy poco saludable de echarle mantequilla a todo. La chuleta estaba bien, pero la salsa tenía un fuerte sabor a mantequilla salada. Lo cual tampoco es que sea terrible, pero el postre, una tarde de limón, ¡¡sabía a mantequilla!! Por dios santo, ¿pero cómo puede echársele a la tarta de limón mantequilla salada?
La mayor parte de la sección ITR. El que está abajo del todo, que sólo se le ve el pelo, es mi supervisor. Hay un par de ellos que estaban de paso, que no son habituales, pero bueno. La que está sentada a mi lado es una de las que se van. Es taiwanesa, por si os pica la curiosidad.

Después de la cena algunos nos fuimos a un pub irlandés a tomar unas cervezas. Hablando de música, no sé muy bien por qué salió a colación la porquería el estilo pop-rock-flamenco papafrita. La pobre alma cándida de mi supervisor me pidió que le mandara un par de enlaces. Espero que no me despidan.

Por cierto, si os llama la atención que en las fotos salga yo, y si no, me da igual, es porque estas fotos las hizo otro del grupo.

Detrás mía se puede ver que hay un equivalente polaco a mi humilde persona. Rapado y perilla. Que falta de estilo, de verdad...


El martes tuve otra cena, esta vez por motivo de unas conferencia. Salí cabreado del restaurante ¡¡74 francos por un menú vegetariano!! Y el puñetero menú era poco más que una ensalada y cuatro verduras hervidas. Estuve quejándome dos o tres días. Es que son 40 y tantos euros, joder.

Y el miércoles... sí, otra cena. Con los de francés. Mi pobre tarjeta está temblando. En esta ocasión fuimos a un restaurante portugués bastante decente. 45 francos, considerablemente menos que la estafa de la lechuga, por almejas, pulpo, gambas al ajillo, una cerveza y tres tipos diferentes de bacalao. Lo que incrementó mi aversión hacia el sitio de la cena del martes.


Bueno, el jueves no hubo nada digno de mención, salvo que nevó un poco. Pero el viernes... el viernes sí que nevó. Esta estampa navideña me encontré por la mañana:
Por supuesto, el CERN no es menos y cubierto de nieve estaba. Al principio por la novedad y tal pues hace hasta ilusión. Pero cuando la nieve empieza a compactarse por los coches, la gente andando, etc. andar por la acera se convierte en una retahíla de resbalones por culpa de las placas de hielo.

El viernes de nuevo comilona institucional. Esta vez un almuerzo-picnic a costa de lo que llevara cada uno del departamento de IT.

Gente poniéndose ciega en horas de trabajo

Había desde la clásica tortilla de patatas - gentileza de un español - hasta un jamón asado que no sé quién llevó. Pasando por quesos, empanadas, jamón de Parma... Yo llevé unos polvorones "La Estepeña" que compré en un super aquí (sí, venden de eso por estos lares, importados), y que volaron. Sobre todo, por españoles, claro. Como me dijo uno de Granada "Esto es como pegarle un bocado a mi casa". Lo que hace la morriña.

Eso sí, esto es el CERN. Encima el departamento de IT. Traducción, mucho geek por metro cuadrado. Consecuencia lógica:

Una oficina convertida en una sala de Quake III

Y otra oficina con una Wii conectada a un proyector. El juego es el Mario Kart para Wii. Lo dicho, una panda de freaks.

Y eso es todo. Hoy sábado nada que contar, porque todo el mundo se ha ido ya, y yo soy de los últimos. Eso significa todo el día metido en casa, recogiendo, limpiando (sssh, que no se enteren mis padres) y deshaciéndome de la basura y del reciclaje.

Mañana a las 12, avión con destino a Madrid, y a las 17:05, si un temporal no lo impide, llego a Jerez. ¡Dos semanas de vacaciones en casa! ^^
Así que a algunos os veré en un par de días. Quizá mañana mismo.

¡A pasarlo bien!


4 comentarios:

Perico Romero dijo...

Muy bien, don Alejandro. En todas las fotos SALES AJENO a lo que sucede a tu alrededor. Bien, bien.

Te esperamos, aquí.

Por cierto, soy Pablito, que me he abierto un bloc de notas.

Perico Romero dijo...

La chuleta estaba bien, pero la salsa tenía un fuerte sabor a mantequilla salada. Lo cual tampoco es que sea terrible, pero el postre, una tarde de limón, ¡¡sabía a mantequilla!! Por dios santo, ¿pero cómo puede echársele a la tarta de limón mantequilla salada?

Las rebeliones de Alex. Alex y su mundo particular.

Miguel Angel dijo...

Espero verte pronto brotherr!!!!

Miguel Angel dijo...

Buen viaje!!