sábado, 1 de mayo de 2010

4 x 03 - Zurich

Con una semana de retraso - lo siento - os subo hoy la entrada correspondiente a Zurich.
Como me salté el número tres antes, y de todas maneras esto pasó antes de lo de Sodoma y Ginebra, pues lo pongo ahora y todos contentos ¿no?

Las fotos no son mías. Lo siento, me olvidé la cámara. Así que usaré algunas de las que hizo Eoin.

Por cierto, Zurich es una ciudad muy muy bonita. Otro sitio al que os recomiendo ir.


El hostal tiene asignado a cada habitación el nombre de algún músico o grupo famoso. Nuestra habitación era la habitación "David Bowie"


Al poco de llegar, hora de cenar. Comida tipo alemana - al fin y al cabo es la parte alemana de Suiza - rösti y un jarrete de cerdo. El rösti estaba estupendo, el cerdo, así así. No es que fuera un plato muy elaborado.


Tras la cena, a la fiesta por la que fuimos. No es el tipo de sitios que suelo frecuentar, pero qué puñetas, el paquete incluía el viaje a Zúrich, así que... PK son las iniciales de Paul Kalkbrenner. Y si os conozco, no es la clase de música que os gusta a ninguno de vosotros.



Ya por la mañana tuvimos un día prácticamente de verano. ¡Hacía hasta algo de calor!



Curiosamente siguen usando unos modelos de tranvía bastante viejos. Supongo que para que no rompan la imagen del centro histórico.



Por alguna razón, tienen cierta obsesión con los relojes. Supongo que por eso de ser suizos.


Yo sentadito al lado de donde el río desemboca en el lago, resplandeciendo cual bombilla.


Son tan abiertos de mente y tan cosmopolitas que no tienen problema ni con las parejas interespecie.


Una estatua de Ganímedes. O una versión del dicho "que te la pique un pollo". Sólo que el pollo es un águila (Zeus) y tiene un pico que miedo da. Yo no jugaría con ella. Y menos, desnudo.
Sí, Ganímedes es un chico, y fue amante de Zeus.


Cuan fascinado me hallo ante la modesta versión del Jet d'eau de Zúrich.



Vista desde una de las torres de la catedral. O de una de ellas, al menos. Por estos lares acostumbran a tener catedral católica, protestante e, incluso, ortodoxa (en Ginebra). En este caso creo recordar que era la protestante.



Y estas dos fotos son de una misma calle done había, en 50 metros, dos Maserati, tres Porsches, un puñado de Mercedes, BMWs y Audis, y un FIAT despistado.
El Maserati de esta foto tenía una multa por mal aparcamiento - como veis es una zona amarilla - de 40 francos. 28 euros. Cuidao que le va a doler al dueño.

Referente a los coches, yo no he visto más coches caros y/o clásicos en un único día en mi vida. Bueno, sí, en el Salón el Automóvil, pero para de contar.

Vi sobre unos tres o cuatro Maseratis, un par de Ferraris, muchísimos Porsches, y hasta un Rolls-Royce aparcado en la calle como si tal cosa. Además de un taxi que era un enorme Cadillac.

Bonita ciudad, y buen fin de semana en definitiva.

P.D ¿Alguien podría decirme por qué es tan insufrible el editor de Blogger, con la de cosas buenas que tiene Google?

2 comentarios:

Manglote dijo...

Muy buena entrada Don Alejandro, da gusto leerle con entradas tan amenas acompañadas de imágenes tan rebonicas.

Es cierto, el editor de Google no es su mejor invento, le insto a que realice uno, se lo mande a esta gente y tal, como pasa con los Google Labs.

Y no menos cierto que en esa foto usted brilla cual bombilla (toma rima). Parece una bombilla con gafas de sol, donde su perilla hace de "casquillo" (¿fino o gordo? no lo distingo).

Perico Romero dijo...

Eh tú, George. ¿Dónde tienes la Nespresso?